Saltar al contenido

El e-mail, para algunos, funciona.

Hace unos días os comentaba en este artículo que me había puesto en contacto con algunos sitios promotores/programadores de conciertos y nada de nada, que no había respuesta, ni siquiera me contestan que ese no es el canal adecuado. Y yo digo: si no es el canal adecuado, podrían añadir una nota al lado del e-mail de contacto de su sitio web: “para solicitar tocar aquí, NO uses este correo electrónico”, vamos, es un suponer.

A lo que voy.

El próximo 11 de enero de 2008, viernes, estaré actuando en COSTELLO, una sala del centro de Madrid que ha ido cogiendo prestigio y nombre en poco tiempo. Me la recomendó mi amigo Garrett Wall quien ha actuado allí, y lo refrendaron dos de los músicos que tocan conmigo, Miquel Ferrer y Amable Rodríguez.

Costello Club

Me puse en contacto con ellos a través del correo electrónico que aparece en su sitio, indicándoles referencias, y ofreciéndoles enlaces como el de este blog y otros, donde podrían conocer más de mí y de mi música.

Al poco me contestó Juancho indicándome que tenía fechas para enero, que de momento podía elegir. Le agradecí su respuesta y le propuse el viernes 11, fecha que me confirmó a su vez que me enviaba las condiciones en pdf y me solicitaba una serie de informaciones promocionales. Si tuviera que utilizar una palabra sería eficacia. Total que nos pasamos los números de teléfono y quedamos en fijar un precio de entrada más adelante, del cual ellos se quedarían un fijo y nosotros el resto. Esta medida es razonable, ya que la opción de hacernos empresa y alquilarles la sala no me parecía que fuera para esta oportunidad, quizá más adelante.

Todo por e-mail.

Muchas gracias de nuevo, Juancho, ya no sólamente por tu eficacia sino por la rapidez y el buen trato. Aunque debería serlo, no es habitual, y por no serlo quiero agradecértelo aquí también.

Gracias también a Kike Miranda de quien he tomado prestada esta foto de la galería de imágenes de la web de Costello.