Saltar al contenido

Noche de nieves en Becerril

Lástima la nieve, el hielo, el frío, el viento, pero todo eso sucedió fuera. Dentro del Teatro de la Casa de Cultura de Becerril de la Sierra hubo calor humano y espiritual, participativo y solidario. Mil gracias a los que allí os dísteis cita y lo compartísteis con todos nosotros.

Los que me conocéis sabéis que tengo un cariño especial a ese Teatro por muchas razones, y con ese mismo calificativo, cariño, planteé el espectáculo que tuvo lugar el pasado sábado 7 de febrero, con motivo de mi participación en el VI ciclo de autor «Canciones al filo» 2009.

Chema Lara en Becerril 07/02/2009

Una tranquilidad reposada que se reflejara en nuestra posición (sentados), una iluminación cuidada con diversos juegos posibles que evocara cosas y diera serenidad y tranquilidad, unos invitados adecuados y de nivel, y un sonido limpio y definido (aunque muchos de vosotros me comentásteis que mi voz estaba baja, no se escuchaba del todo bien y se perdía la percepción de la letra 🙁 ). Todo eso es parte, el resto lo intentamos dar los músicos que allí nos subimos:
Miquel Ferrer a la batería
Dani Solís al bajo y
Amable Rodríguez a la guitarra eléctrica
(como la banda de nombre Chema Lara) y

Garrett Wall el irlandés con botas
Nillo 86, el alemán de vuelta saxeado y
Piti Gallo y Luis Abela, de revival total, aunque sin Hilario Camacho… Pena que a José A. Romero le coincidiera un bolo en Gandía.
Gracias a todos ellos aquello cobró sentido. ¡Sois grandes!

Tiempo para estrenar nuevas canciones, tiempo para recordar temas cantados y más que cantados con emociones internas fuertes, y tiempo que se fue volando al llegar a la hora y media de actuación. Sí, quizá debí hablar menos y tocar más, tomo nota, pero afinar la guitarra en DADGAD y volverla a dejar «normal» requiere su tiempo y no tengo la suerte de poseer otra guitarra acústica más para hacer un cambio rápido. Todo se andará.

Chema Lara en Becerril 07/02/2009

Las fotos que véis son de Pibepa y Rolajo. ¡Muas! ¿Quieres ver más?
Gracias también a Luis el técnico, tanto de luces como de sonido, que se lo curró bien. Gracias a la gente de Becerril de la Sierra y gracias de nuevo al Ciclo de autor «Canciones al filo» por volver a contar conmigo. Y como siempre, gracias a Carlos de Abuín por ser amigo y cronista.

Gracias por venir, y al chuletón.